image1 image2 image3

UNA RUTA POR DIA|UNA VUELTA AL PLANETA EN MOTO...|...EN SOLITARIO, O NO TANTO.|ARNALDO HERNANDEZ

Justificar las canas



Llevo 6 meses rodando, o al menos 6 meses desde que salí de casa. Porque en realidad el viaje empezó hace mucho mas tiempo, cuando empecé a planificarlo, a prepararme. En ese momento dejó de ser un sueño y pasó a ser un proyecto. Ahora es la vida misma. 
Para algunas cosas 6 meses es mucho tiempo, para otras es poco. Depende cada uno. Lo cierto es que sin ser por el tiempo que estuve quieto en Cuiabá, se me pasó volando (bah...rodando).  Y digamos que recién empiezo, no?
No me ha pasado de pensar "por qué no lo hice antes", creo que el momento era este y listo. No me reprocho nada en ese aspecto. He disfrutado cada día de ruta como lo soñé en algún momento, y como lo proyecté.
La gente a la que le cuento en lo que ando me dice: Y viajas solo? Que coraje que tenes!!
Coraje? Por viajar solo? No. Coraje necesité para despedirme de mi familia, amigos, amores. Para dejar atrás las tardes de mate, las noches de luna y vino, los jueves viernes y domingos de asados y cervezas, de compartir todas esas cosas con la gente que amo.
Viajar solo no se me hace difícil, al contrario, tengo todo el tiempo que yo me permita para lo que quiera ver, conocer y aprender. Eso, aprender.  Es lo que no he parado de hacer en estos 20mil km: Como vive la gente, como se prepara una comida, como fue la historia de ese pueblo, de esa ciudad. Como se ven ellos y como ven el mundo. Todo eso se puede aprender leyendo, pero yo decidí aprenderlo en vivo, compartiendo con el entorno.
También he aprendido mucho de mi mismo (y de mi paciencia..)y me falta más todavía. 
He hecho amigos, amigazos, que me han ayudado de forma invaluable. He compartido semanas enteras con familias que me han abierto su hogar y sus corazones. Cada uno de ellos viaja conmigo, lo se, se hacen sentir.
Al igual que los amigos de Uruguay (y ya de otros países también), que esperan los videos y me dan pa’delante. Mientras haya uno solo que me diga “loco, que buen video, seguí así”, voy a seguir compartiendo.
Porque se que es el sueño de muchos, y yo lo estoy cumpliendo, y me siento en la responsabilidad de, de alguna manera, traerlos conmigo.
Hace varias semanas me miraba al espejo, y me veía canas nuevas y pensaba “que genial que me salgan canas haciendo esto”. Que las canas sean testigos de los km que recorro, y que los km sean testigos de mis canas nuevas. Es como que cada cana es un pueblo, un día de frió y nieve, una tarde de calor, un monumento, una playa o una montaña. Y así van a seguir viniendo. Y cada una estará “justificada” con una ruta recorrida. Y así, ojalá, me quede la cabeza blanca.  Eso si, por favor no me puedo quedar pelado porque se me caga la metáfora.
Gracias por acompañarnos a mi y a la Maris en estos 6 meses, y que sea por muchos mas.

Compartir:

CONVERSATION

1 comentarios:

  1. Que genial,la verdad segui metiendo km de experiencias y de historias q tantos soñamos con vivirlas,vamo arriba y a seguir rodando

    ResponderEliminar